Saluda del Ilmo. Sr. Alcalde


D. Francisco Ruiz Giráldez

Festejos destaca la trayectoria polifacética de Sánchez y el entusiasmo chirigotero de Puyol como necesarios en la historia local de la fiesta

La experiencia y trayectoria de la tarifeña María Luisa Sánchez Gutiérrez ligada a distintas agrupaciones carnavalescas, y el empuje del chirigoteo Francisco Javier Puyol Pérez han sido decisivos a la hora de determinar las propuestas del área Festejos en la designación de la Diosa y el Dios Momo del Carvanal 2017. Lo ha subrayado así el concejal Daniel Rodríguez que los ha presentado como ejemplos vivos de una fiesta participativa que es la suma de muchas trayectorias.

La Diosa del Carnaval 2017 ha vivido y vive la fiesta del carnaval en distintos planos. Componente de agrupaciones pioneras en la participación de la mujer, María Luisa Sánchez conoce también la trastienda de muchos grupos para los que ha trabajado en el diseño de vestuarios y atrezos. Formó parte de comparsas pioneras en el fomento de la presencia femenina como “Figuras del ayer”, o “Con pan y vino están divinos”, a mediados de la década de los ochenta. Desde entonces ha estado de alguna u otra forma presente en cada edición del Carnaval. Suyos son los intentos de fomentar la cantera con agrupaciones infantiles como “Al agua pato”. Más recientemente, de la mano de las agrupaciones impulsadas por Juan Quintero, María Luisa se enrola cada año en las “no oficiales” que coordinan Quintero y otros como Ángel Peinado o Ignacio Vinuesa, entre otros,
Por su parte, Francisco Javier Puyol Pérez se presenta como entusiasta de una fiesta que cada febrero ha definido su infancia y vivencias. Puyol Pérez ha integrado chirigotas como “Pleno al 15”, “Aquí huele a humedad”, o “Por la popa todas locas”, entre otras. Ahora el encargo de Festejos le supone un aliciente más en un Carnaval que pensaba vivir de la mano de la agrupación callejera de Antonio Álvarez y José Triviño.
Expectantes ante la agenda programada, al Dios Momo y a la Diosa les esperan ya en al cita del jueves, 9 de marzo con la inauguración del Carnaval. Ellos reivindican la singularidad de una fiesta que se hace grande cuando toma calles y plazas.